Lički Škripavac

Vain todelliset juuston ystävät pystyvät arvostamaan Lički Škripavac-juuston makua ja vivahteita. Uskallatko maistaa?

Tietenkin paras tapa tutustua Lički Škripavac-juustoon on maistamalla sitä, mutta verkkosivustoltamme löydät vihjeitä, jotka kertovat etukäteen, onko Lički Škripavac oikea valinta makusi mukaan.

Onko Lički Škripavac-juusto sinulle sopiva? Jatka lukemista, niin saat tietää.

Ehkä et ole tähän saakka tiennyt Lički Škripavac-juuston olemassaolosta. Tai ehkä olet etsinyt sitä, koska Lički Škripavac on suosikkijuustosi. Joka tapauksessa tarjoamme täällä runsaasti tietoa tästä juustosta, jotta voit tutustua siihen paremmin.

Queso Lički Škripavac

Historia del Queso Škripavac
El queso Škripavac es un queso tradicional que se produce en la región de Lika, ubicada al pie de las montañas de Velebit y Velika Kapela, en Croacia. Aunque hay una falta de datos sobre su origen y antigüedad, se cree que pertenece a la tradición ganadera de los Alpes dináricos. Sin embargo, también se produce en otras regiones de los Alpes dináricos donde no es tan conocido.

Elaboración del Queso Škripavac
El queso Škripavac se elabora tradicionalmente con leche de vaca, pero también se puede utilizar leche de oveja para obtener un sabor más intenso. Anteriormente, era difícil obtener leche de oveja, pero hoy en día existen métodos artificiales para lograrlo.

Para elaborar el queso Škripavac, se calienta suavemente la leche, se le agrega cuajo y se deja coagular durante aproximadamente veinte minutos. Luego, se coloca en un recipiente especial y se deja reposar durante una o dos horas para obtener una consistencia más sólida. Después, se deja en filtros para que escurra el suero. El queso fresco puede consumirse de esta forma, pero si se desea conservarlo por más tiempo, se puede ahumar o secar al aire y al sol.

Características del Queso Škripavac
El queso Škripavac se caracteriza por su sabor suave y por su textura gomosa, que hace que cruja al masticarlo. De hecho, la palabra "Škripati" en croata significa "crepitar" o "chirriar", haciendo referencia a este efecto al morder el queso. No se añade ningún ingrediente que le dé esta textura "crujiente", sino que se debe a la temperatura a la que se calienta el queso (aproximadamente 45 °C).

Este queso tiene una vida útil corta y se puede mantener en el refrigerador durante tres meses. Después de tres a cinco días, las pepitas de Škripavac siguen siendo comestibles, pero se pierde el efecto de crujido. Sin embargo, se puede restaurar sumergiéndolo en agua tibia durante unos minutos antes de consumirlo nuevamente.

Protección Geográfica
En 2020, el queso Škripavac obtuvo la protección de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Esto significa que solo el queso producido en la región específica de Lika, en Croacia, puede llevar el nombre de Škripavac. Esta iniciativa fue llevada a cabo por el grupo de acción local de Lika y la Asociación del Condado de Lika-Senj en colaboración con Lat Lika.

Usos del Queso Škripavac
El queso Škripavac se suele servir en rodajas de pan casero como aperitivo. También se puede freír y añadir a varias ensaladas o acompañarlo con salchichas y tocino. Además, puede ser acompañado por diversas bebidas, como en el caso de disfrutarlo con una cerveza Karlovacko, muy popular en Croacia.


  • Servir en rodajas de pan casero

  • Freír y añadir a ensaladas

  • Acompañar con salchichas y tocino

  • Acompañar con cerveza Karlovacko

En resumen, el queso Škripavac es un queso tradicional croata con una historia rica y una elaboración peculiar. Su sabor suave y su textura gomosa lo hacen único, y su protección geográfica garantiza su autenticidad y calidad. El queso Škripavac es un verdadero tesoro de la región de Lika en Croacia.

✓ Kroatia